Dios es bueno, no?

Sí. Dios es bueno, en gran manera y todo el tiempo.

Estando en un momento incomodo de la vida justo cuando las cosas empiezan a salir mal, cuando las voces en tu cabeza susurran todo el tiempo: no lo mereces, no vas a lograrlo, no hay forma de que puedas conseguirlo, vas a fracasar... Entonces encarar a Dios y reprocharle parece una buena idea. Por que ni me ayudas? Acaso no soy tu hija? No me lo has prometido? Y es entonces cuando sientes toda la carga de la frustración, la rabia y la impotencia que carcomen tu mente y no te dejan ver lo que pasa en realidad.

En que momento Dios ha cerrado las ventanas de los cielos y ha dejado de enviar lluvia de bendición sobre ti?

Pero no, en ese momento, la angustia no te deja verlo. Pero aunque no lo creas, aunque no lo parezca, aunque pienses que eres la persona mas desafortunada del mundo... Aunque pienses que lo mereces y estas condenado a continuar en esta situación...

Puedes cambiarlo. Puedes resistirlo. Puedes decirle a tu mente que no es cierto, que todo pasará, que saldrá bien, que Dios va a ayudarte. Que aunque la solución no sea la que tu quieres o esperas todo cambiará.

Sabes que va a pasar cuando lo hagas?

Que la situación cambiara. Puede que sea difícil, puede que las cosas no tengan sentido en este momento, pero es justo en ese momento en que aun con lágrimas de pesar dices: yo se que estaré bien que las cosas empiezan a cambiar. Aun preguntas por que? Como puede alguien decirme en mi situación que todo saldrá bien? Que Dios va a ayudarme? Si no tienes idea de lo que tengo que pasar?

Oh, lo se.

Tal vez no lo que estas pasando, pero esos sentimientos, dolor, rabia, impotencia, amargura... Esas situaciones en que mientras mas luchas por no derrumbarte las lágrimas sin podre evitarlo solo empiezan a caer. Llorar mientras dices todo estará bien, en silencio, sin poder detenerte. Llorar hasta que duela tu cabeza. Sin poder avanzar. Conozco eso y por que estuve ahí lo puedo decir.

Dios te escucha. Dios te entiende. Y aunque no lo creas, Dios va a ayudarte... Si se lo permites.

Ahora lo ves? Cual es la importancia de repetirte a ti mismo todo estará bien cuando no lo parece? Ese es el punto. Es en ese momento que la afirmación se convierte en fe. Por que no lo crees. Por que no lo sabes. Por que aunque lo estas diciendo no tienes idea de lo que va a ocurrir. Pero a medida que lo repites a ti mismo te lo crees. Y a medida que lo crees, esperas que pase. Y a medida que lo esperas, empiezas a notar esas pequeñas señales que Dios te va dejando, esas pequeñas cosas que puedes usar para avanzar. Dios te da los medios, el problema es que la mayoría Dr veces solo estamos llorando porque queremos que nos den una solución.

La fe sin obras es muerta. Sabes lo que eso quiere decir?

Dios nunca te va a dar nada en bandeja de plata, y por lo general, el prefiere que le quiten las cosas de las manos. Tal vez no este siendo muy clara, pero en fin. Lo que quiero decir es que Dios siempre esta ahí, siempre ha estado ahí y siempre estará ahí y su amor es la única cosa en este mundo de lo que podemos estar seguros. Y la muerte, pero no viene al caso.

Como Dios nos ama, aun cuando no lo merecemos y aun cuando no estemos viviendo una vida como a el le gustaría, si, el nos escucha. Claro, que si entiendes que te ama y te esfuerzas un poquito también en amarle, creeme, cambiara tu vida.

Share:

0 comentarios